C/Fernando el Católico, 12. 50313 - Aniñón (Zaragoza)

976 899 106 aninon@dpz.es

Agricultura

Aniñon se sitúa en el sector central de la cordillera Ibérica, con orientación sur. El terreno es arcilloso con abundancia de calizas en la mayor parte, encontrando pizarras con suelos algo más ácidos en la zona alta del término.

La climatología, semiárida con bajas precipitaciones acumuladas durante el año condicionan la agricultura de la zona, con cultivos adaptados tanto a las temperaturas extremas del invierno y verano, como a las precipitaciones anuales y al tipo de suelo que posee.

Hasta los años 30 – 40 la agricultura de Aniñon se basaba en cereales y viñas, y en las pocas zonas donde el agua era suficiente existían olivos (algunos ejemplares poseen mas de 500 años), una pequeña producción de frutas (variedades antiguas de manzana y pera) y los tradicionales huertos para el sustento familiar, sembraban judías después de la cosecha de cereal y algo de remolacha para las fabricas de azúcar de Calatayud. En esa época la agricultura era prácticamente de autoabastecimiento, con el cereal alimentaban a las familias y animales, con la venta del vino conseguían dinero en efectivo para la compra de útiles para el campo y para la casa y con los huertos, verduras y hortalizas para todo el año.

A partir de los años 50 – 60 los agricultores comienzan a emigrar a Francia a los trabajos del campo y con el dinero que ganaban comenzaron a adquirir maquinaria y a ampliar sus explotaciones (muchos de los habitantes de Aniñon se desplazaron a las zonas industriales de España a trabajar en las fabricas y la oferta de tierra para cultivo aumentó). En ese momento comienza la transformación de la agricultura en Aniñon.

Los agricultores se unen para construir el pantano “Niño Jesús” (asumiendo el coste integro de su construcción), las plantaciones se comienzan a adaptar a la maquinaria que poco a poco iba llegando, se introducen nuevos cultivos, cerezo y almendro que desplazan al cereal hasta su desaparición actual.

En los años 70 se constituye primero El Grupo Sindical de Colonización nº 16.716 que más tarde será la Sociedad Agraria de Transformación nº 2563 (S.A.T.) desde donde se agruparan las producciones de los agricultores para mejorar la comercialización.

En los años 80 el cultivo del olivo comienza a tomar importancia gracias a las nuevas técnicas de multiplicación de olivos, la producción aumenta y por ello la Cooperativa del Campo Santísimo Misterio (antes llamada La Defensa s.a. del año 1934) transforma su método tradicional de elaboración en unas nuevas instalaciones con producción de aceite con métodos actuales de extracción continua de aceite.

Sobre el año 2007, se agruparan con la S.A.T. para unificar esfuerzos para la producción y comercialización del aceite.